Educación. Proyecto de cooperación y convivencia escolar

Educación. Proyecto de cooperación y convivencia escolar

En los periodos extraescolares y horarios fuera de comedor, los alumnos realizarán actividades lúdicas a modo de taller, en las que se les formará en áreas relevantes de su propio desarrollo personal. Dichas actividades se desarrollarán de una forma lúdica, a través de juegos y dinámicas divertidas para los alumnos, así como servirán para fomentar el aprendizaje en las siguientes áreas y objetivos:

Habilidades sociales

Las habilidades sociales son una pieza fundamental en el desarrollo de los niños, ya que de ellas dependerán en gran medida y basarán cómo serán sus relaciones interpersonales cuando lleguen a la edad adulta. Las habilidades sociales comienzan desde edades muy tempranas, en las que los niños comienzan a relacionarse con otras personas, siendo éstas primero los padres y posteriormente los compañeros de aula.

habilidades-sociales

Los centros escolares además de cumplir con una importante función académica y/o de adquisición de conocimientos, son el primer lugar en el que los niños aprenden a relacionarse con personas de su misma edad. El trabajo en equipo, el liderazgo, la cooperación o la negociación son procesos que se producen diariamente en las aulas. Por ello, creemos en que los centros escolares son el lugar idóneo para poner en práctica todo lo que aprendan durante la realización de los talleres de habilidades sociales.

Iniciar y mantener conversaciones, saludar, resolver los conflictos que surjan con otras personas, solicitar ayuda, reconocer y entender las emociones propias, empatizar con los sentimientos de otras personas, reconocer los errores y pedir disculpas o dar las gracias, entre otras, son habilidades fundamentales para mantener unas relaciones sociales sanas. Igualmente tienen el objetivo de actuar como factores de protección ante situaciones que desafortunadamente se están desarrollando en los últimos tiempos, como es el caso del acoso escolar o bullying y el ciberbullying.

Todas estas habilidades destinadas al fomento de las relaciones sociales formarán parte de las actividades extraescolares, así como en paralelo se promueven el sentimiento de pertenecer a un grupo, la aceptación, valorar la integración en el grupo y comprender que todos y cada uno de nosotros somos diferentes, aprendiendo a respetar las diferencias individuales.

Las actividades constarán de una parte teórica y de aprendizaje experiencial basado en dinámicas de grupo y de role-playing.

 

EMOCIONA-T y SOCIALIZA-T.

A través de juegos, actividades y dinámicas grupales guiadas por un terapeuta/monitor, aprenderán a gestionar sus propias emociones y opiniones de manera que puedan resolver sus conflictos de forma asertiva, tanto a nivel personal y social. Además, aprenderán a comunicarse y relacionarse utilizando la escucha activa, la empatía, la asertividad, la cooperación y el autocontrol, entre otros, para fomentar la cooperación, convivencia, trabajo en equipo y coeducación.

La actividad de EMOCIONA -T es una oportunidad divertida para que los niños de infantil y primaria sean capaces de aprender a relacionarse con los demás o mejorar sus relaciones sociales. Se trabajará en espacio natural en la hora del patio.

Las habilidades sociales a trabajar, son aquellas que desde la psicología evolutiva y social se indican cómo imprescindibles para la etapa en la que se encuentran los niños:

  • Establecer relaciones positivas. Empatía 
  • Técnicas de autocontrol emocional.
  • Tolerancia a la frustración.
  • Defender sus propios derechos y opiniones. Asertividad Comunicación no verbal.
  • Normas sociales.
  • Reforzar autoestima.
  • Toma de decisiones.
  • Trabajar en grupo: Cooperación y colaboración.

 

1.3.2 “APRENDIENDO A CONVIVIR”.

Para favorecer la inclusión escolar, la diversidad es un valor positivo dentro de la escuela. Entender que todos somos diferentes y que, independientemente de nuestras características y capacidades (físicas, psicológicas, sociales, culturales), tenemos el mismo derecho a recibir una educación de calidad. El fin es lograr el bienestar individual y social de todos los niños y jóvenes que participan dentro del sistema de educativo.

Los alumnos de primaria, además de actividades comunes a infantil, llevarán a cabo el programa “aprendiendo a convivir” para fomentar la integración escolar, la inclusión de todos los alumnos independientemente de sus características y/o condiciones, la mejora de las relaciones entre iguales, la prevención de la violencia en las aulas y la resolución de conflictos que se producen en la convivencia.

Para ello, se enseñará a los propios alumnos a ejercer de agentes de cambio, siendo ellos mismos los que ocupen el papel de tutores para acompañar a otros alumnos y ayudar en la resolución de los posibles conflictos que puedan surgir.

Los valores que se encuentran en la base del programa son el respeto, la no violencia, la empatía y la cooperación entre iguales.

Algunas de las actividades propuestas para mejorar la convivencia escolar son las siguientes:

  • Asambleas para la resolución de conflictos.
  • Patrullas que velen por una convivencia positiva.
  • Formación a alumnos para que ejerzan de mediadores.
  • Formación para prevenir el bullying y el ciberbullying.

 

1.3.3 Adaptación y trabajo en familia

Adicionalmente, trabajaremos con la familia en las siguientes líneas específicas del centro, que consideramos de suma importancia para el éxito de estos programas. Es un espacio de apoyo profesional para hacer frente a las dificultades que nos encontramos al ser padre, donde orientamos y ayudamos a gestionar las posibles dudas o dificultades que puedan surgir en el papel de educador como padres.

Puede ser de manera individual a través de entrevistas o en sesiones grupales, que iremos definiendo, apoyados con charlas formativas finalizando con una puesta en común de experiencias personales.

Algunos temas que trataremos son:

  • Cómo evitar la mala conducta
  • Cómo evitar el fracaso escolar
  • Bullying o acoso escolar
  • Gestión emocional
  • Convivencia con las nuevas tecnologías
  • Adquisición de hábitos de autonomía
  • Signos de alerta en el retraso madurativo
  • Estimulación del lenguaje

OTROS PROYECTOS SOCIALES